Origen y desarrollo del Instituto

El Instituto de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús tiene por origen en el carisma de Daniel Comboni, el cual había advertido que los tiempos para la regeneración de los pueblos africanos estaban ya maduros.

El siglo XIX, especialmente con el pontificado de Gregorio XVI, marcó una fuerte renovación de la acción misionera de la Iglesia, particularmente en África.

 

Mons. Daniel Comboni el Fundador (1831 -1881)

 

 El Instituto de los Misioneros Combonianos del Sagrado corazón de Jesús

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero internacional de sacerdotes y hermanos, fundado en 1867 por San Daniel Comboni. Tienen como finalidad exclusiva la evangelización entre los pueblos donde la verdad de Jesucristo no ha sido aún anunciada o donde necesita consolidarse. Proclaman, anuncian el Evangelio y colaboran en el desarrollo de los pueblos. El Instituto realiza su finalidad enviando sus miembros adonde se requiere una actividad misionera conforme al carisma del Fundador, fomentando la consciencia misionera del Pueblo de Dios, promoviendo las vocaciones misioneras y formandolas para la misión. Según la inspiración del Fundador, el Instituto se compone  de sacerdotes y hermanos. Esta particularidad realiza más plenamente el carácter eclesial del Instituto y hace más fecunda su actividad y complemento a los servicios.

Fieles a la vocación que hemos recibido, los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús intentamos ser testigos del Evangelio de Jesús en actitud de colaboración y diálogo con otras culturas y religiones, así como promover un mundo más justo y fraterno.

Como Instituto exclusivamente misionero, dentro de la Iglesia Católica, acogemos a los jóvenes que quieran dedicar sus vidas al servicio del Evangelio en lugares donde su presencia es urgente.

 

                                                                                                                 Última foto de Comboni